Monodosis Aceite

Las tarrinas individuales envasadas por Aceites Conde Torrepalma se presentan en envases desde 7 hasta 30ml, para satisfacer todas las necesidades y requisitos del sector HORECA, así como para garantizar las más estrictas condiciones higiénicas para el consumidor final.         VARIEDADES TARRINAS Oli-Olé  
Tarrina de 10 ml Caja…. 360 uds.
Aceite de Oliva  Virgen Extra
Tarrina de 20 ml Caja…. 224 uds.  
Aceite de Oliva  Virgen Extra
Tarrina de 10 ml Caja…. 360 uds.  
Vinagreta (85% de Aceite de Oliva Virgen Extra y 15% de Vinagre Balsámico)
Tarrina de 20 ml Caja…. 224 uds.  
Vinagreta (75% de Aceite de Oliva Virgen Extra y 25% de Vinagre Balsámico)
Tarrina 8 ml. Caja…. 360 uds.  
Vinagre Balsámico
Tarrina 7 ml. Caja…. 360 uds.  
Vinagre de Reserva 8º
Bolsita aliño: 5 aceite 10ml, 5 Vinagre 8ml. y 5 sal 1gr. Caja…. 18 uds  
Aceite de Oliva Virgen Extra, Vinagre Balsámico y Sal
Las tarrinas individuales envasadas por Aceites Conde Torrepalma se presentan en envases desde 7 hasta 30ml.

 

 

 

Disponemos de varias cajas estandarizadas, además de los soportes que aquí exponemos.
Cubos de plástico con asa
Expositores con tolva
Sobres para venta agrupada

El nuevo Real Decreto sobre comercialización del aceite de oliva, que entró en vigor el pasado 1 de enero, sobre normas de comercialización impone la presentación del Aceite de Oliva en envases irrellenables, la monodosis resulta una interesante opción para cumplir el Reglamento, elevar el valor a la calidad de su Marca, y darle las precisas garantías de Seguridad Alimentaria. Además aporta la ventaja al sector HORECA de controlar consumo y gasto en sus establecimientos, y al sector productor evitar los riesgos de que sus envases resulten finalmente “rellenados”.   Independientemente de las consideraciones legislativas este envase en formato de tarrina monodosis presenta una serie de peculiaridades que le resultaran sin duda interesantes:
HIGIENE es un envase totalmente cerrado desde su fabricación, que no puede ser manipulado en forma alguna hasta su consumo.
SANIDAD Las Autoridades Sanitarias recomiendan su utilización para evitar problemas que puedan derivarse del uso de recipientes colectivos, como son las aceiteras y vinagreras, o las mismas botellas denominadas “irrellenables”
CONFIANZA los clientes confían más en el establecimiento que las ofrece porque saben que utiliza productos de calidad y marcas reconocidas.
SEGURIDAD no hay posibilidad de que pueda caer algún elemento extraño, como puede ocurrir cuando se rellena una aceitera o vinagrera, tampoco puede darse el caso de que haya existido un rellenado fraudulento, pues al abrirse una vez el envase no puede recuperarse.
CALIDAD al estar recién abierta conserva todos los aromas y vitaminas propios del aceite de oliva virgen extra, eso sí siempre y cuando se haya almacenado adecuadamente, en su caja de cartón original o en otro envase que la proteja de la luz.
CONTROL el profesional puede  conocer su precio, saber el costo de lo que ofrece (desayunos, ensaladas…etc)
ECONOMÍA el cliente normalmente con una porción tiene suficiente, pero si en algún caso hay que poner dos, también se conoce su costo; cuando se usa la aceitera o botella nunca se sabe la cantidad utilizada – porque no puede medirse – y por tanto no puede conocerse su costo.
LIMPIEZA al ser envases individuales sólo el cliente toca la que va a usar, por el contrario en la aceitera, botella o vinagrera, todos las manosean sin garantía alguna de que las manos estén limpias o tengan algún eccema o similar.
AHORRO al poner el aceite de la porción sobre la tostada cae toda sobre el pan con lo que el plato no suele mancharse nada, evitando así tener que lavarlo a fondo (ahorrando tiempo, agua y detergente). Además al contar el consumidor con una dosis, se ajusta a ella, no provocando esos molestos desperdicios.